Observatorio Ciudadano Municipal Aranjuez emplea cookies de Twitter y Facebook que recogen estadísticas. Si navegas este sitio web es porque estás de acuerdo. De acuerdo
¿Qué es un OCM?

Un OCM es la suma de...
…Un grupo de personas del mismo municipio que luchan por la transparencia y la participación;
…Una aplicación informática online que facilita los trámites y acerca los presupuestos municipales a la ciudadanía
…Una red ciudadana municipal que facilita procesos de auditoría ciudadana colectiva.


Tu ayuntamiento y el dinero que gestiona son de todos los vecinos y vecinas del municipio, pero ¿sabrías decir cuánto presupuesto maneja? ¿Y en qué invierte cada partida presupuestaria? ¿Conoces los contratos que firma y sus cuantías? Si la respuesta es no, ¿crees que te sería fácil acceder a esta información?

Las administraciones públicas son opacas y suelen caracterizarse por dificultar el acceso a la información e impedir la participación real de la ciudadanía en las decisiones consistoriales. Su opacidad se debe a la extrema burocratización y a una voluntad muy a menudo deliberada de mantener al margen de la gestión municipal a la ciudadanía.

Los Observatorios Ciudadanos Municipales son grupos de personas de un mismo municipio que se han organizado para detener esta situación y construir con la práctica una nueva cultura de la transparencia y de la participación a través de los organismos públicos más próximos: los ayuntamientos. Son, pues, asociaciones abiertas y autogestionadas que realizan auditorías ciudadanas municipales para potenciar el control desde la base de los temas presupuestarios y de todo aquello que afecta a la deuda pública.


Principios básicos: transparencia y participación

Una ciudadanía informada es una ciudadanía activa. La desinformación, la complejidad y la opacidad de los datos, por un lado, y la corrupción y la irresponsabilidad, por otro, han llevado a la desafección política de la ciudadanía. A través de la liberación de datos, de la divulgación y de la formación, los OCM pretenden romper las barreras de la desinformación para recuperar a la gente en el debate político. Los OCM buscan, pues, construir una nueva cultura de la transparencia.

La ciudadanía tiene derecho a gestionar y controlar directamente y de manera autónoma lo que es de interés general. Los OCM son comunidades que promueven la cultura de la participación, donde la ciudadanía supera el binomio público – privado y se convierte en agente directo de la política. Son laboratorios para experimentar estructuras realmente independientes que asuman el control de las administraciones públicas desde la base, evitando figuras como las del Defensor del Pueblo, las Sindicaturas de Cuentas o el Tribunal de Cuentas, cuya independencia ha sido nula en reconocidos casos.

¿Pero qué hace exactamente un OCM?

Son muchos los mecanismos por donde mejorar en transparencia y participación a nivel municipal, pero los OCM se centran en dos de los fundamentos de la gestión municipal: los presupuestos y la atención a la ciudadanía.

Así, en primer lugar, un OCM ofrece de forma abierta los presupuestos aprobados por el ayuntamiento así como las modificaciones y las ejecuciones, explica de forma fácil y sencilla qué funciones tienen, cómo se está gestionando nuestro dinero y cuáles son los derechos que como ciudadanos podemos exigir.

Y, en segundo lugar, un OCM facilita y optimiza la realización de consultas públicas al ayuntamiento de manera que la gestión colectiva y organizada de las consultas evite el enfrentamiento a la burocracia de manera individual, optimice el esfuerzo gestionando diversas consultas a la vez, aumente la posibilidad de obtener respuesta gracias a la presión popular y a la difusión, y contribuya a una construcción cooperativa y autogestionada de la información.

Es decir, el equipo que gestione un OCM en su municipio tendrá como funciones básicas el encargarse del buen funcionamiento de la web (plataforma de publicación de presupuestos), hacerse cargo de los trámites de las consultas al ayuntamiento, al Síndic de Greuges o a la Sindicatura de cuentas y, por último, establecer los mecanismos y herramientas que considere necesarias para aumentar la participación ciudadana en la vida municipal.

¿Y con qué recursos cuenta para hacerlo?

  • Los ciudadanos y ciudadanas que, como tú, creéis en la transparencia y la participación y decidís formar un grupo de auditoría ciudadana en vuestro municipio.
  • Una plataforma informática online que acerca los presupuestos municipales a la ciudadanía y facilita la gestión y la divulgación de los trámites. El proyecto de los OCM ha sido desarrollado en código abierto porque creemos en la cultura de la transparencia y en compartir la información, además de luchar por conseguirla en las administraciones. Tanto la programación como el diseño están disponibles para ser replicados y mejorados colectivamente.
  • Una red de Observatorios Ciudadanos Municipales independientes, autogestionados y asamblearios que trabajan en red, ponen a disposición de la ciudadanía los presupuestos municipales, agilizan la participación a través de las consultas apoyadas por el resto de usuarios y, en definitiva, extienden los nodos desde donde estamos creando una nueva cultura de la transparencia y la participación.